Las multas de tráfico son una preocupación constante para los conductores. A pesar de que la mayoría de nosotros intentamos ser responsables y respetar las normas de tráfico, en ocasiones podemos cometer errores involuntarios que terminan en sanciones económicas. Sin embargo, muchas personas no saben cómo se les notifica una multa, lo que puede generar aún más preocupación y ansiedad. En este artículo, exploraremos el proceso de cómo te llega una multa y qué hacer si recibes una notificación de sanción económica.

¿Cómo te tienen que notificar una multa?

Cuando te multan por alguna infracción de tráfico, es importante conocer cómo te tienen que notificar dicha multa.

En primer lugar, la notificación debe ser realizada por un Agente de la Autoridad, ya sea un policía local o nacional. Si la multa es detectada por medio de un radar, esta notificación se realizará por correo certificado a la dirección que conste en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Es importante que la notificación se realice en el plazo máximo de un año desde la fecha de la infracción, ya que después de este tiempo la multa podría prescribir y no ser exigible.

Una vez recibida la notificación de la multa, tendrás un plazo de 20 días hábiles para presentar alegaciones o pagar la multa con un descuento del 50% si se realiza en los 20 días siguientes a la notificación.

En caso de no estar de acuerdo con la multa, se pueden presentar alegaciones ante la autoridad que la impuso. Si estas alegaciones son desestimadas, se puede recurrir la multa ante los tribunales.

¿Cuando te multan te tienen que avisar?

Cuando una persona comete una infracción de tráfico, es posible que sea multada por las autoridades correspondientes. En este caso, es común que surjan dudas sobre si las autoridades están obligadas a avisar a la persona multada o no.

Te interesa:   ¿Qué pasa si Truco mi patinete?

La respuesta a esta pregunta es que, en general, las autoridades no están obligadas a avisar a la persona multada. La notificación de la multa se realiza mediante la notificación de la sanción correspondiente, que se envía al domicilio del infractor o se le entrega en mano en el momento de la infracción. Por lo tanto, no es necesario que las autoridades realicen una notificación adicional para informar sobre la multa.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que existe un plazo máximo para la notificación de la multa, que es de tres meses desde la fecha en que se cometió la infracción. Si este plazo se ha superado y la persona multada no ha recibido notificación alguna, es posible que la sanción haya prescrito y no tenga validez. En ese caso, la persona multada puede recurrir la multa por prescripción.